¿Sabes cuál es tu crema de sol ideal?

 ¿Sabes cuál es tu crema de sol ideal?

Reconócelo, estás deseando que llegue el verano para poder ponerte morena.
Llegas a la piscina o a la playa y te tumbas corriendo en la toalla para empezar a tostarte. Parece que lo llevas todo en el bolso: las gafas de sol, el móvil… ¿y la crema?

Seguro que piensas que es una tontería echarte crema porque tu tono de piel ya es bastante moreno o que si te la echas vas a tardar el doble en broncearte, pero te aseguramos que estos pensamientos además de ser erróneos son bastantes peligrosos. Debemos proteger la piel durante todo el año, pero en verano, como estamos más expuestos hay que hacer horas extras.
Hoy queremos compartir contigo los mejores consejos para que escojas el protector solar que más se adapte a tu piel y cómo debes utilizarlo correctamente.

Un sencillo cálculo

Según los dermatólogos, siempre hay que multiplicar el factor de la crema por 10 minutos, es decir que si nos aplicamos un aplicamos un factor 15 podemos estar protegidos durante 2 horas y media, es decir 150 minutos en total.

Hazla la prueba de tu piel

La prueba infalible para saber cuál cual es el protector ideal para ti es conocer tu fototipo, en función de tu pigmentación, el color de la piel y los ojos.

Fototipo I: Piel muy pálida: Típica de personas de cabello pelirrojo, con muchas pecas, que nunca se broncean y suelen quemarse. El factor mínimo que debe utilizar es el 30 y solo si ya se han expuesto al sol durante varias ocasiones, por lo tanto para ellos es el factor 50.

Fototipo II: Piel clara: Suelen tener bastantes pecas, quemarse frente a la exposición solar, pero pueden conseguir un ligero bronceado. Para comenzar será necesario que utilicen un factor 50 y cuando adquieran un tono dorado podrán ir bajando el factor pero nunca por debajo del 20.

Fototipo III: Piel morena clara: Adquieren un bronceado medio bastante rápido, y en ocasiones pueden quemarse. A pesar de tener una gran facilidad para ponerse morenos, es recomendable que comiencen con un factor 30 y después puede bajar hasta el factor 15.

Fototipo IV: Piel morena: Nunca se quema frente a las exposición solar, no tienen pecas y consiguen un bronceado intenso. Siempre es fundamental protegerse la piel, aunque tengamos un tono de piel muy moreno, por eso recomendable que ellos usen un factor 15 durante todo el verano.

No uses la del verano anterior

Aunque te dé rabia gastarte “tanto dinero” en comprar una crema nueva cuando aún tienes la del año pasado casi entera, es mejor que la compres, créenos. Los productos cosméticos también tiene fecha de caducidad, por eso pierden sus propiedades y en ocasiones, pueden provocarte una reacción alérgica.
En el bote de la crema aparece siempre un dibujito de un envase abierto que te indica los meses que tienes para usar el producto sin problemas. Aparece siempre un número seguido de una M. ¡Fíjate bien!

Otra capa más

Recuerda echarte la crema siempre 30 minutos antes de la exposición solar para que haga efecto y después aplícate otra capa cada dos horas, si es de factor muy alto, frente a las de factor más bajo que debemos renovarlas cada menos tiempo.

Por Irene Chaparro

Añadir a mi lista de deseos
Código
Volver a cargar
Top