Rituales de belleza para la llegada de septiembre

Rituales de belleza para la llegada de septiembre

Para muchas de nosotras, septiembre es el comienzo del año y por eso solemos hacernos algunos propósitos de nueva temporada: dejar de fumar, aprender inglés, ir al gym etc… A menudo solemos cumplirlos, pero la mayoría de las veces, olvidamos hacer otras cosas que también son importantes, como por ejemplo cuidar nuestra piel.
Durante el verano solemos tener muchos planes y no solemos pasar demasiado tiempo arreglándonos, o mejor dicho dedicándonos a cuidarnos: descuidamos la dieta y nos olvidamos por completo de esas pequeñas rutinas de belleza que nos hacen sentirme mejor.

En el post de hoy, queremos darte unos cuantos consejos que son realmente infalibles a la hora de recuperar la suavidad de tu piel o el volumen de tu cabello. ¡Sigue leyendo!

Hidrata, hidrata e hidrata

No nos cansaremos nunca de decírtelo: tu piel se lo merece todo. Sabemos (o esperamos) que durante el verano te has echado crema solar y después de ducharte, una buena capa de aftersun, por eso queremos que cuando vuelvas a casa no dejes las buenas costumbres. Aunque no lo parezca, tu piel ha sufrido los estragos del calor, por eso es importante que sigas aportándole todo lo que necesita, por ejemplo, con una manteca corporal de fresa o arándanos, que además al ser contener un alta cantidad de antioxidantes te ayudarán a recuperar la elasticidad de tu piel. Si eres perezosa, escoge una hidratante bajo la ducha o de rápida absorción, pero no te olvides nunca de nutrir tu piel.

Melena perfecta para el otoño

El otoño no solo trae la caída de las hojas. Nuestro cabello nota perfectamente la llegada de septiembre y nosotras también. Los últimos estudios dermatológicos han demostrado que el pelo empieza a “morir” en primavera y necesita tres meses para caerse y dejar salir los nuevos cabellos, por eso en la “época de la berenjena” nos parece que se nos cae el pelo más que nunca. No te preocupes, perder cabellos al final del verano es una buena señal, pero es importante que cuides tu cuero cabelludo e hidrates siempre de medios a puntas. Elige un champú de efecto frío hecho con menta o limón y aplica con un suave en masaje en la raíz para eliminar todas las impurezas. Aclara con agua tibia y échate una mascarilla en espuma. ¡Presume de pelazo!

Peeling casero obligatorio

Los rayos de sol son magníficos para aportarle a nuestro rostro un colorcito más saludable, sin embargo también pueden potenciar la aparición de arrugas prematuras. Es importante que tras la vuelta de vacaciones te hagas un peeling casero para recuperar la elasticidad. Solo necesitas 2 cucharadas soperas de café sin moler, 2 de miel, 2 de aceite de oliva y 2 de arroz seco. Echa también ¼ de cucharadita de aceite esencial de vainilla. Lo metemos todo en la batidora hasta que eliminemos los grumos.
Después lo aplicamos haciendo círculos, presionando ligeramente en las zonas más grasas, y aclaramos con agua tibia. Al terminar, aplicamos un tónico suave o un spray revitalizante con vitamina C y ya verás lo suave que queda tu piel.

Mima tus uñas

Las uñas también notan el final de verano. A menudo se quiebran o se debilitan por eso es importante que pases un temporada sin pintártelas para que puedan “respirar”. Además puedes fortalecerlas frotando un poquito de ajo o cebolla mojados en aceite de oliva. Sabemos que el olor no es demasiado “apetecible” pero te aseguramos que a tus uñas les va a sentar súper bien.

Eterno bronceado

Seguro que te encanta presumir de bronceado y cuanto más tiempo ¡mejor! Como ya te hemos dicho es muy importante que hidrates tu piel, pero si quieres conservar tu tono morenito es esencial que incluyas en tu alimentación algunos de estos alimentos: el chocolate negro es rico en zinc, por lo tanto te ayudará a reparar tu piel tras las quemaduras solares, los betacarotenos de la zanahoria prolongarán el bronceado y el té verde le aportará los antioxidantes que necesita.

Por Irene Chaparro

Añadir a mi lista de deseos
Código
Volver a cargar
Top