Nosotros también les decimos adiós

Nosotros también les decimos adiós

Si Mecano siguiese haciendo canciones, seguramente y de la misma forma que despidieron a la famosa Laika, les habrían dedicado unas letras a todos esos iconos que nos han dejado este 2016.

Cruzamos los dedos para que este año que acaba de empezar sea mucho más benévolo con las celebridades. Porque, a pesar de que no hayamos compartido ni un café con ellos, dejan un vacío en nuestros corazones. Este es un pequeño homenaje para todas esas estrellas que alguna vez nos hicieron soñar.
Comenzamos con el mundo de la música… Primero se fue Bowie, tras haber publicado su último disco, Blackstar. La muerte del rockero conmocionó a todo el mundo y sus fans no dejaron de homenajearle, una despedida a lo grande para el cantante de Heroes. No tuvo tanta suerte el guitarrista de The Eagles, Glenn Frey, aunque todos seguiremos cantando Hotel California.
Unos meses más tarde nos abandonaba Prince. El icono del pop y creador del himno Purple Rain nos dejó por una sobredosis de analgésicos. ¡Siempre te llevaremos en el corazón!
Leonard Cohen, aunque falleció a los 82 años, también dejó un gran agujero en el corazón de muchas personas. Aunque, sin ninguna duda, una de las muertes que ha marcado el 2016 ha sido la de George Michael. Mala pata la del cantante que consiguió hacer de su single, Last Christmas, la canción más famosa de la Navidad. Nos dejó el mismo 25 de diciembre. Seguiremos cantándote, George.

El mundo de la moda, aunque no ha sufrido demasiado, ha dicho adiós a dos iconos irremplazables. El primero en abandonarnos, fue el maravilloso Bill Cunningham. Todos le recordaremos por ser el padre de la fotografía de moda a pie de calle y por su eterna chaqueta azul.
El 22 de diciembre decíamos adiós a Franca Sozzani, editora jefe de Vogue Italia. Ya no veremos al cuarteto formado por Wintour, Menkes, Testino y ella, pero siempre le guardaremos un sitio en nuestros corazones.

El mundo del cine también ha tenido que despedirse de grandes estrellas. Una de las muertes más inesperadas fue la de la queridísima Princesa Leia. Carrie Fisher nos dijo adiós tras el último rodaje de la saga Star Wars. Nunca será lo mismo sin ti.
Pero George Lucas no sólo le dice adiós a Leia, también tuvo que despedirse del actor que estuvo dentro de R2D2 durante seis películas, Kenny Baker.
Para finalizar… decimos adiós a Alan Rickman, el temeroso Severus Snape en Harry Potter, y villano en más de una serie. Para nosotros siempre serás maravilloso.

Podríamos continuar, porque el 2016 ha dejado muchas grandes pérdidas, pero no podemos alargarnos más. Os llevamos en nuestros corazones.

Por África Barragán

Añadir a mi lista de deseos
Código
Volver a cargar
Top