X Estas usando una versión obsoleta de Internet Explorer.
para mejorar la navigación de tu sitio web, poner al día tu navegator pinchando aquí

Menú

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Mi experiencia en Milan Fashion Week

Estamos acostumbrados a ver la semana de la moda como algo inquietante, un lugar hermético, banal y superficial. Es verdad que hay algo de ello en el mundo de la moda, pero no debemos olvidar todo aquello que envuelve a esta industria y el arte, trabajo y esfuerzo que le rodea.

Después de unos días durante la Milan fashion Week, debo decir y afirmar rotundamente, que en ese entorno te encontrarás con todo tipo de personas, momentos,… y que debemos dejar nuestros prejuicios, aprender (de lo bueno y de lo malo) y absorber cada instante que podamos vivir. 

Hay mucho trabajo detrás de una fashion week, mucho. Desde la persona de seguridad que está en la entrada de los desfiles, a la organización, agencia de comunicación, modelos, fotógrafos que pasan horas y horas haga frío o calor capturando los mejores momentos y looks, y por supuesto, los creadores y diseñadores de cada colección, un grupo enorme y mucho trabajo para unos días intensos e inolvidables.

Me gusta ser sincera en cuanto a todo lo que veo y mis impresiones. Ni es todo oro lo que reluce pero tampoco todo es tan superficial como lo pintan. Durante la semana de la moda, te diviertes, disfrutas y sobretodo te empapas de creaciones y personas con mucho conocimiento sobre el tema. Estos días tuve la oportunidad de vivir muchos de ellos y conocer gente muy interesante, digamos que me hice un poco más alta de conocimiento y más tolerante. Es lo bueno de rodearte de perfiles tan distintos, que aprendes, absorbes y cuando llegas a casa, todo te parece un sueño, un sueño en el que las experiencias y los conocimientos se quedan contigo.

Aquí tenéis un pequeño resumen de mi semana en Milán, unas pinceladas de lo que fue y me llevé a casa. 

Por Saray Martín

Añadir a mi lista de deseos
Código
Volver a cargar

Inspiración

Más noticias
Top